Harry HR

Mejorar Employee Experience

Encender Employee Experience: El arte de escuchar (Parte 2 de 5)

A medida que profundizamos en la mejora de la Employee Experience (EX), nos encontramos con una habilidad fundamental pero que a menudo se pasa por alto: Escuchar. Escuchar de verdad va más allá de oír palabras. Implica comprender los sentimientos, las ideas y los deseos que subyacen a esas palabras. Cuando se trata de mejorar la EX, escuchar es indispensable.

El poder de escuchar

Escuchar a los empleados contribuye a generar confianza, fomentar una comunicación abiertay fomentar una cultura de inclusión. Y, lo que es más importante, proporciona valiosas perspectivas sobre las áreas que necesitan mejoras y las que funcionan bien.

Técnicas para una escucha eficaz

¿Cómo puede mejorar su capacidad de escucha en su organización? Empiece por crear espacios seguros para el diálogo abierto. Esto puede hacerse mediante asambleas públicas, sesiones virtuales de preguntas y respuestas o buzones de sugerencias anónimos. El objetivo es animar a los empleados a expresar sus ideas sin miedo a represalias.

Siguiente, utilizar encuestas a los empleados. Las encuestas estructuradas, como las encuestas del pulso, la puntuación neta del promotor de los empleados (eNPS) o las encuestas anuales de compromiso, pueden proporcionar una gran cantidad de datos sobre las experiencias de sus empleados.

Además, considere la posibilidad de realizar entrevistas individuales. Ofrecen una oportunidad de atención individualizada y pueden sacar a la luz problemas que podrían pasar desapercibidos en entornos de grupo.

Convertir los comentarios en acciones

Recoger opiniones es sólo el primer paso. El verdadero valor reside en actuar en consecuencia. Analice los datos, identifique tendencias y comprenda los problemas subyacentes. Utilice esta información para impulsar cambios que mejoren la experiencia de los empleados.

Recuerde que el objetivo no es solucionar todos los problemas de la noche a la mañana. Céntrese en la mejora continua. Los pequeños cambios incrementales pueden suponer una gran diferencia con el tiempo.

En la próxima parte de nuestra serie, exploraremos cómo fomentar una cultura de empoderamiento que mejore el Employee Experience. Permanezca atento.

Comparte esto :

Entradas relacionadas